Complejo de humedales de Lagartococha rumbo a convertirse en Humedal de Importancia Internacional

Complejo de humedales de Lagartococha rumbo a convertirse en Humedal de Importancia Internacional

En el Día Mundial de los Humedales -celebrado el pasado 2 de febrero- el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP), destacó que el complejo de humedales de Lagartococha se encamina a convertirse en un nuevo Humedal de Importancia Internacional (Ramsar).  Adicionalmente, el Ministerio del Ambiente de Ecuador, en su último Informe Nacional sobre la aplicación de la convención de Ramsar sobre los Humedales presentado a 12ª Reunión de la Conferencia de las Partes en Uruguay, 2015, plantea como meta para designación de nuevos Sitios, el complejo de lagunas de Cuyabeno, en Lagartococha.

Los humedales de Lagartococha se ubican en el extremo norte de la Amazonía peruana y ecuatoriana, en la frontera entre ambos países. Los humedales albergan más de 50 lagos que alimentan al río Aguarico, el que desemboca a su vez en el río Napo; por lo que la cooperación entre Perú y Ecuador es fundamental para su conservación.

Estos humedales forman parte de la Ecorregión “Bosques Húmedos del Napo”, reconocida por contener los niveles más altos de endemismos y diversidad del mundo, característicos del refugio pleistocénico Napo-Putumayo y forman parte del Área de Endemismo de Aves (EBA) Tierras bajas del Alto Amazonas Napo. Además, en esta zona colindan tres áreas naturales protegidas, la Reserva de Producción de Fauna Cuyabeno, en Ecuador, el Parque Nacional Güeppí-Sekime y la Reserva Comunal Airo Pai en Perú.

Las cuencas de los ríos Lagartococha, Aguarico y Napo son rutas de migración de aves y peces. Más aún, al limitar con humedales de Ecuador, aumenta la viabilidad de poblaciones de especies amenazadas al incrementar el tamaño del hábitat protegido. Así también, posee una alta diversidad de primates, destacando poblaciones saludables del mono choro, y  mamíferos como la sachavaca y la huangana, quienes contribuyen a la dispersión y depredación de semillas y por lo tanto a la diversidad de los bosques. Respecto a los mamíferos de agua dulce, encontramos al lobo de río, el manatí y los delfines rosado y gris. Entre los reptiles categorizados como amenazados encontramos al caimán negro, caimán blanco, tortuga taricaya y tortuga motelo.

Lagartococha provee bienes y servicios ambientales a la población indígena secoya y kichwa, así como a la población mestiza aledaña. «El humedal de Lagartococha dota de alimento a las poblaciones que hacen aprovechamiento sostenible. Es como un riñón, purifica el agua y origina que haya recursos hidrobiológicos que son aprovechados por las comunidades», refirió el jefe del SERNANP, Pedro Gamboa.

En esta iniciativa, WWF Perú y WWF Ecuador representan un aliado técnico del SERNANP y la Dirección Nacional de Biodiversidad del Ministerio del Ambiente de Ecuador en el marco del proyecto “Putumayo, un solo río, un solo paisaje, una misma frontera: Fortalecimiento de un sistema trinacional de áreas protegidas e integración de territorios indígenas en la cuenca del río Putumayo”, gracias al apoyo financiero de WWF Alemania.