Los Secoya

El pueblo Secoya es parte de la misma familia lingüística (Tukano) que los Siona y los Coreguaje, entre otros grupos. Su área ancestral de ocupación (ríos Aguarico y medio Napo y Putumayo) coincide a grosso modo con la actual, y se cree que la habrían habitado por al menos 1500 años. En la actualidad, su población es de alrededor de 900 personas, y viven en comunidades nativas y centros, respectivamente, en Perú y Ecuador. 

En el área del Programa Trinacional se encuentra seis asentamientos Secoya (cuatro en Perú y uno en Ecuador), con una población alrededor de 785 personas. Los cuatro asentamientos en Perú han sido propuestos como parte de la Reserva Comunal Airo pai, en la propuesta de re-categorización de la Reserva Gueppí. 

A lo largo de su historia los Secoya han estado sometidos a la presencia misionera, contra la cual se rebelaron; a las economías extractivas del caucho y luego la madera; al trabajo en haciendas agrícolas, y luego (desde los años 70’) al ingreso de las empresas petroleras en sus territorios, todo lo que influyo en su gradual proceso de sedentarización, pero también contribuyó a su fortalecimiento organizativo para encarar las amenazas generadas por la actividad petrolera.

Los Secoya, al igual que los Cofán, están en un proceso de reunificación de sus territorios ancestrales, por encima de las fronteras nacionales existentes, habiendo superado una fase de fragmentación profundizada por los conflictos armados entre Perú y Ecuador, cuando el tránsito fronterizo fue restringido, fragmentando de hecho el territorio Secoya.